En las plantas, la fase de la luna afecta el movimiento de la savia y también el movimiento del agua que está en el suelo y permite la absorción de los nutrientes. Es por eso que hay algunas tareas que hacemos en la huerta, que son favorecidas y potenciadas si prestamos atención a la fase lunar. Una manera de empezar a entender cómo afecta esta energía a los cultivos, esto es lo que debemos hacer según los periodos de las fases lunares:

.Luna llena:En esta fase puede haber un aumento de las plagas. Además la savia se encuentra principalmente concentrada en el follaje de la planta, es por eso que crece más rápidamente el follaje, aunque hay menos fructificación que en otras fases lunares.

Luna creciente:Durante esta fase la savia asciende desde las raíces hasta la parte superior de la planta. Si siembras durante esta fase el desarrollo será más rápido, en concreto, el follaje crecerá mucho más que las raíces. Por eso sería buena idea favorecer el desarrollo de éstas. También es más común que las plantas sean menos resistentes a las enfermedades o plagas.

Luna nueva: Durante esta fase está recomendado llevar a cabo labores como el control de adventicias, eliminando aquellas plantas que no deseemos en nuestra huerta, además llevaremos a cabo otras tareas de mantenimiento de los cultivos.

Luna menguante: Durante la luna menguante notaremos que la planta tiene más esplendor, y tanto es así que tiende a fructificar mucho más. Es un periodo en el que la savia desciende hacia las raíces.

Estas actividades no son excluyentes. No quiere decir que si no lo haces durante esa fase lunar no vaya a salir bien, pero si aprovechas la energía disponible de la luna, seguramente tendrás mejores resultados.

Sobre la infuencia de la luna a la hora de planear la huerta se trató la columna de este viernes 11 de septiembre a cargo de Ramiro Amado en la mañana de ES LO QUE HAY. Como se trata de un tema muy amplio en su desarrollo y donde surgen distintas inquietudes en esta nueva entrega de la columna semanal se realizó la introducción al mismo y en el próximo encuentro se empezará a desarrollar con más profundidad y detalle.

Ramiro Amado – Columna sobre huerta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *