Con estrictas medidas de control contra la propagación del coronavirus, China inició hoy la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), su evento político más importante, que reúne en Beijing a los más de 2.000 miembros de este órgano asesor y que debió ser postergado dos meses debido a la pandemia.

Los delegados se presentaron en el auditorio del Gran Palacio del Pueblo de Beijing cubiertos con barbijos para prevenir posibles contagios, mientras que los líderes del país, entre ellos el presidente, Xi Jinping, presidían la tribuna a cara descubierta.

Los participantes de la conferencia “contarán al mundo cómo China, como país grande y responsable, ha tomado medidas firmes y contribuido a la cooperación internacional para luchar contra la epidemia de Covid-19”, dijo el presidente del cónclave, Wang Yang, en su informe inicial a los 2.000 delegados.

Los asistentes guardaron un minuto de silencio como muestra de respeto a las al menos 4.634 víctimas que se cobró la Covid-19 en China hasta el momento desde que se detectó el primer casos a nivel mundial en su ciudad central de Wuhan, en diciembre pasado, informaron las agencias de noticias Xinhua y EFE.

En la reunión se examinó y aprobó la agenda de la sesión que este año 2020 incluye cuestiones relacionadas con el brote, el restablecimiento de la economía y la erradicación de la pobreza.

Wang repasó el trabajo realizado en el último año, y no faltaron referencias a la rivalidad que China mantiene con Estados Unidos en el plano económico, y que la pandemia profundizó tras acusaciones de Washington de que Beijing ocultó datos de su brote en sus fase inicial.

Cada año, este evento se realiza el 3 de marzo, pero en esta oportunidad debió posponerse para el 21 de mayo, mientras la sesión del máximo órgano legislativo, la Asamblea Popular Nacional, que normalmente se abre el 5 de marzo, comenzará mañana.

Ambas reuniones escenifican este año la victoria de China contra el coronavirus, en un momento en que gran parte del mundo se encuentra todavía confinado por la pandemia.

El veterano basquetbolista chino Yao Ming o el actor Jackie Chan se encuentran entre el total de 2.151 miembros que componen el CCPPCh, procedentes de los ámbitos militar, académico, empresarial, religioso, cultural o deportivo, nombrados con carácter honorífico para un órgano que no cuenta con poder real alguno.

Mañana, en la apertura de la Asamblea Popular Nacional, el parlamento ceremonial, el primer ministro Li Keqiang pronunciará un discurso de apertura que describirá los objetivos económicos y sociales para el año.

Se espera que Li informe sobre el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de la segunda economía más grande del mundo, que dada la devastación económica causada por la pandemia, será considerablemente más bajo que el del año pasado, cuando creció un 6,1% respecto al año anterior.

Decenas de millones de chinos quedaron cesantes y no está claro cuánto empleo habrá después de que pase la crisis, ya que no solo se ha visto afectada la producción interna y la demanda, sino que los mercados de exportación clave de China, como Estados Unidos y Europa, también han sufrido pérdidas masivas de empleos y caídas en el consumo.

Tras ser el centro de pandemia, China logró dominar el virus y hoy, con 84.063 contagios, 4.638 muertes y una curva de contagios controlada, se ubica en el lugar 13 entre los países más afectados, un ranking que encabezan Estados Unidos, Rusia, Brasil y Reino Unido.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202005/466422-china-coronavirus.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *