China defendió hoy ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU la controvertida reclusión de cientos de miles de personas en la región noroccidental de Xinjiang, que justificó en el marco de la “lucha contra el yihadismo”, e invitó a la alta comisionada del organismo para este tema, Michelle Bachelet, a visitar la zona.

“Invitamos sinceramente a la alta comisionada y a representantes del Consejo de Derechos Humanos a realizar visitas de trabajo a Xinjiang para conocer de verdad una región bella y hospitalaria”, declaró el vicegobernador regional, Erken Tuniyaz, de la etnia musulmana uigur, en la apertura de la sesión de hoy del Consejo.

Esta es la primera vez que un alto cargo chino comparece ante Naciones Unidas para dar explicaciones sobre el polémico confinamiento y había generado gran expectativa en Ginebra.

Tuniyaz argumentó que se trata de “centros de formación vocacional” creados para “educar a aquellos influidos por el extremismo religioso que cometieron pequeños delitos” con el fin de evitar que “se conviertan en presas del terrorismo”.

Tuniyaz respondió así a denuncias de activistas de derechos humanos que aseguran que en estos centros se recluye forzosamente a familias enteras para que renuncien al islam.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201906/370065-china-uigur-xinjiang-encierro-islam-musulmanes-onu-bachelet.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *