Qu sucede con las vctimas de delitos contra la integridad sexual siendo menores de edad y sus posibilidades de acceder a la reparacin de sus derechos vulnerados?

La ley N 27.206, de Respeto a los tiempos de las vctimas de delitos contra la integridad sexual, fue sancionada en noviembre de 2015, a instancias de un proyecto de mi autora, siendo senadora nacional (Periodo 2.013/19).

Esta ley modific el art. 67 del Cdigo Penal, incorporando un supuesto de suspensin de la prescripcin en los delitos contra la integridad sexual contra vctimas menores de edad.

No importa la edad de la vctima, ni cuantos aos hayan pasado de la comisin del delito, el hecho que da inicio al plazo de prescripcin es la denuncia hecha por la vctima o la ratificacin que hiciera de la denuncia formulada por otros.

Tambin modific el art. 20 bis del Cdigo, incorporando una pena de inhabilitacin especial perpetua para quienes se hubieran valido de cargo, profesin empleo o derecho para la comisin de estos delitos.

A partir de su sancin surgen expectativas de sobrevivientes vctimas de delitos en su niez o adolescencia.

Asimismo, surgen dudas y posturas sobre su aplicacin.

Los mismos debates y las mismas expectativas que se generaron cuando se sancion la Ley Piazza (2011) que ubicaba el hecho para comenzar a computar la prescripcin en la mayora de edad de la vctima. Esta ley es un valioso e indispensable antecedente para la ley 27.206.

Nosotros propusimos, tratamos y sancionamos esta ley en 2.015, planteando nuevamente el debate para ampliar an ms las posibilidades de denuncia procurando el Respeto a los Tiempos de las Victimas.

El dao y consecuencias que producen estos delitos, que destrozan a las vctimas en tiempos en que deberan estar creciendo libremente, resulta difcil de medir y de poder establecer en una ley un plazo en el que suponemos ya debieran poder denunciar.

Ubicar el punto de partida de la prescripcin en la denuncia es respetar los plazos personalsimos de cada vctima.

Muchos y muchas no denuncian porque no pueden, porque no quieren, porque se hacen cargo del dolor que pudieran provocar a sus entornos o por otras razones imposibles de predeterminar. Las consecuencias de estos delitos son tremendas y perduran.

Otros y otras pueden, a su tiempo, y lo hacen. Imaginemos estas vctimas que luego de sus procesos personalsimos puedan denunciar y que se les responda simplemente que no se puede investigar por el slo trascurso del tiempo.

Cuando trabajamos el proyecto, en Entre Ros, mi provincia, se estaba llevando a cabo el juicio al sacerdote Ilarraz, en el que jueces y juezas descartaron el planteo de la prescripcin – los delitos se cometieron entre 1988 y 1992 – por entender que el bien tutelado, el inters superior de nios, primaba por sobre aquella defensa. Esta es la perspectiva necesaria, los derechos de nios, nias y adolescentes.

Rosala y Beln piden justicia, que este juicio sea el camino a recorrer para reparar sus derechos vulnerados de nias.

Que esa perspectiva sea la rectora de la causa.

*Ex Senadora nacional

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202105/553524-como-fue-concebida-la-ley-de-respeto-a-los-tiempos-de-las-victimas-de-abusos-sexuales.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *