La declaración del fiscal especial Robert Mueller, de que no podía exonerar al presidente Donald Trump de posibles delitos por la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016, desató hoy nuevos pedidos en el Congreso de iniciar un juicio político al mandatario, algo a lo que se resistían hasta ahora los líderes demócratas.

Sorprendiendo a Washington con sus primeras -y quizás últimas- declaraciones públicas sobre la investigación que lideró durante casi dos años, Mueller dijo ayer que directivas de larga data del Departamento de Justicia le impidieron imputar a Trump, pese a diez posibles actos de obstrucción de la Justicia por parte del presidente.

Pero no imputar a Trump no es equivalente a exonerarlo de toda culpa, dijo el fiscal, que insinuó que el Congreso tenía tanto la potestad constitucional como la responsabilidad de seguir el caso y decidir qué hacía con sus hallazgos.

“La Constitución requiere otro proceso, distinto del sistema de justicia criminal”, declaró.

Con la oficina de Mueller ya cerrada y sin que se esperen nuevas declaraciones del fiscal, sus breves comentarios fueron, para muchos, una invitación al Congreso a lanzar el procedimiento de impeachment para intentar destituir al presidente, que desde que llegó a la Casa Blanca no logra sacarse del zapato esta piedra del Rusiagate.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201905/362520-trump-impeachment-juicio-politico-rusiagate-fiscal-mueller.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *