El gobierno británico evaluará hoy en una reunión de Gabinete las medidas de reducción del confinamiento que se aplicarán a partir del próximo lunes, pese a que se prevé que las restricciones generales se mantengan en el país europeo con más víctimas fatales por la pandemia coranovirus.

Mientras se espera una nueva prórroga de la cuarentena que comenzó el 23 de marzo y vencía hoy, el primer ministro Boris Johnson confirmó que el domingo por la tarde anunciará una reducción gradual de algunas medidas, aunque advirtió que no hará nada que arriesgue un segundo pico del virus.

Esta mañana el primer ministro presidió una primera reunión de su Gabinete y, según su portavoz, indicó que adoptará la “máxima precaución” a medida que se avanza para aliviar el confinamiento.

“No vamos a hacer nada que arriesgue un segundo pico. Avanzaremos con la máxima precaución para proteger el NHS (como se le llama al servicio público de salud) y salvar vidas”, afirmó Johnson frente a sus ministros, según el portavoz.

En el encuentro, el primer ministro explicó que se guiará por los consejos de los expertos y seguirá de cerca el impacto de cualquier alivio de las medidas de distanciamiento social y no dudará en ajustar las normas si es necesario.

El vocero aclaró que cualquier medida que se tome desde el lunes será muy limitada, haciendo hincapié en las expectativas generadas por supuestos informes difundidos en los medios sobre lo que ocurrirá con la cuarentena.

Estamos en un momento crítico en la lucha contra el virus y no haremos nada que pueda arriesgar el esfuerzo y los sacrificios de los británicos 

Boris Johnson

“Estamos en un momento crítico en la lucha contra el virus y no haremos nada que pueda arriesgar el esfuerzo y los sacrificios de los británicos”, afirmó.

Las nuevas medidas

Según los informes filtrados, se espera que entre las medidas se autorice a que más trabajadores puedan reintegrarse a negocios y tiendas que se mantuvieron abiertos, que haya más libertad de movimiento en la calle y que se reanuden los deportes al aire libre como el golf, el tenis y la pesca.

Según los medios británicos, también se desactivará la orden por la cual la policía británica está autorizada a detener a personas o familias que viajan al campo, para hacer caminatas o realizar picnics, y se suspenderían las multas a quienes estén tomando sol o estén sentados en los bancos de los parques, siempre y cuando respeten la distancia de dos metros entre los paseantes.

El nuevo escenario habilitaría a que hacia fines de mayo reabran gradualmente las escuelas primarias con clases más reducidas en cantidad de alumnos, mientras que en junio lo harán las escuelas secundarias.

Además, se permitirá la reapertura de las cafeterías y reuniones de hasta 30 personas y recién en agosto, con estrictas normas de distanciamiento social y un número reducido de comensales, se abrirán los pubs y restaurantes.

Para octubre, si la tasa de casos de coronavirus se reduce sustancialmente, todas las áreas restantes de la economía volverán a abrir, incluidos los gimnasios y los eventos deportivos.

Actualmente, a los británicos se les permite hacer ejercicio una vez al día, salir a comprar alimentos y remedios e ir a sus trabajos si realmente es una de las actividades esenciales.

Por su parte, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, anunció ayer un plan para crear nuevas ciclovías y pavimentos más anchos para satisfacer la mayor demanda de caminatas y ciclismo y para permitir que la gente mantenga el distanciamiento durante las actividades físicas.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202005/460806-reino-unido-coronavirus.html

Fuente: https://www.radio.net.ar/el-gobierno-britanico-define-el-alcance-de-las-medidas-de-confinamiento/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *