El Comité Constitucional Sirio, conformado por delegados del gobierno de Bashar al Assad, la oposición y la sociedad civil, comenzó este lunes la segunda ronda de negociaciones en Ginebra, Suiza, para redactar una nueva constitución que ayude a poner fin a casi nueve años de guerra civil, primero, y regional, después.

Tras los escasos avances de principios de mes, los miembros del comité volvieron a reunirse este lunes a puertas cerradas en la sede europea de Naciones Unidas, junto a Geir Pedersen, enviado especial de la ONU.

A finales de octubre y tras más de ocho años de guerra, el gobierno y la oposición sirios lograron reunirse, gracias a la ayuda de Rusia -principal aliado externo de Al Assad- y el auspicio de la ONU en pos de poner fin al conflicto que dejó más de medio millón de muertos y 12 millones de desplazados o refugiados, más del 50% de la población siria de 21 millones.

El objetivo del comité, compuesto por 45 miembros (15 delegados de Al Assad, 15 de la oposición y 15 de organizaciones no gubernamentales) es llegar a un acuerdo de una nueva constitución que les permita recobrar una coexistencia pacífica.

Sin embargo aún no está claro si los delegados enmendarán la constitución actual, que data de 2012, o si elaborarán una nueva.

Al respecto, Pedersen reconoció que una nueva constitución es solo una parte del proceso político necesario para la paz y señaló que por ahora su trabajo se centra en lograr que se redacte, informó la agencia de noticias EFE.

El enviado de la ONU insistió en que continuará apoyando otros avances necesarios en cuestiones como la liberación de detenidos o la búsqueda de desaparecidos.

Pese a que la oposición insiste en la necesidad de una nueva carta magna que permita que avance el proceso político, llega a la mesa de negociaciones en una situación de debilidad ya que el gobierno de Al Assad ha logrado avanzar en el terreno y se instaló como el vencedor de la guerra.

Ya al final de la primera ronda, que tuvo lugar del 4 al 8 de noviembre, el gobierno y la oposición volvieron a chocar a la hora de incluir la lucha contra el terrorismo como uno de los principios de la nueva constitución.

Sin embargo, ambas partes subrayaron como uno de los pocos puntos en común la necesidad de preservar la unidad, la soberanía y la integridad territorial del país.

Este comité fue creado en septiembre de este año y se trata del primer acuerdo político entre el gobierno sirio y la oposición desde que comenzó la guerra en marzo de 2011.

Si bien existieron procesos de diálogo previos en Ginebra, encabezados por la ONU, no llegaron a tener éxito ya que Rusia se oponía a discutir la salida de su aliado, el presidente sirio.

En este caso, el actual proceso fue organizado mayormente por Moscú.

Rusia e Irán son los principales aliados militares de Al Assad, en tanto que Turquía apoyó durante años la rebelión armada y acogió a sus comandantes.

Los combates en Siria continúan. Las fuerzas rusas y sirias intentan vencer el último gran foco rebelde y Turquía conquistó áreas tras lanzar una ofensiva contra combatientes kurdosirios desde que Washington decidiera retirar sus tropas de la zona.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201911/411750-el-gobierno-y-la-oposicion-reanudan-contactos-para-una-nueva-constitucion-en-siria.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *