Bignozzi murió en 2015 pero en 2019 se publicó su poemario póstumo.

Bignozzi muri en 2015 pero en 2019 se public su poemario pstumo.

Las jornadas “A propósito de Juana Bignozzi”, que se desarrollarán en la web del Malba del 23 al 27 de septiembre, proponen un acercamiento y una reflexión a la vida y obra de la poeta argentina a través de una programación estructurada en tres charlas y la presentación virtual de la película “Las poetas visitan a Juana Bignozzi”, dirigida por la cineasta Laura Citarella y la poeta Mercedes Halfon, albacea de los textos y fotografías que componen el archivo de la escritora.

“La juventud fue verdad / la vejez representación”, escribió Bignozzi (1937-2015) en uno de los poemas póstumos que se reúnen en “Novísimos” (Adriana Hidalgo), parte del libro que la poeta estaba trabajando antes de su muerte y que también se nutrió de poemas redescubiertos en papelitos, bordes de facturas y anotadores, que Mercedes Halfon, su albacea, fue encontrando cuando empezó a construir el Archivo Bignozzi.

Ese verso pinta la poética y la vitalidad de Bignozzi: traductora, poeta, referente de los 60, también integrante del grupo “El pan duro” en cuyos temas exploró la militancia, la política, el amor, el desencanto, la amistad y la pasión: “Su poesía está modulada en un fraseo que parece muy sencillo, llano, transparente, no impone dificultades, pero lograr eso es un trabajo complejísimo, que muy pocos poetas alcanzan, y creo que en los clásicos siempre se respira algo así. Textos que no importa cuando los leas, siempre van a parecer jóvenes, siempre van a traer alguna novedad”, dice Halfon a Télam.

Una película indaga en la relación de la autora con otras poetas.

Una pelcula indaga en la relacin de la autora con otras poetas.

Para la escritora y periodista cultural, “Juana sigue y va a seguir siendo atractiva, porque su poesía es extraordinariamente potente y empática. Es una voz que se mantiene inalterable prácticamente desde el principio y eso es algo que sorprende. Leer poemas de ‘Mujer de cierto orden’, que fueron escritos en los sesenta es una experiencia poderosa porque suenan muy actuales, son de algún modo inoxidables, siguen hablando al presente”.

“Juana sigue y va a seguir siendo atractiva, porque su poesía es extraordinariamente potente y empática”

MERCEDES HALFON

“Es una poeta que dice cosas de un modo contundente y a la vez lo hace con tan poca solemnidad que siempre da en el blanco -argumenta Halfon- Es una poesía en primera persona que a la vez elude la lírica confesional. Puede hablar del barrio de Saavedra, de su educación en el Comunismo, de sus amigos y algunas noches míticas en bares del centro, de sus mitos personales relacionados con la alta cultura, de lo que veía cuando estaba del otro lado del mar, siempre con inteligencia, sagacidad, cierto desgarro, cierta futilidad, ironía”.

Las jornadas del Malba abrirán con la charla “En el corazón del 60” (23 de septiembre a las 18), a cargo de Ana Porrúa y Martín Prieto, que abordarán lo que significó su regreso a la Argentina, en 1989, cuando una nueva camada de lectores y poetas la descubre. La segunda, en cambio, (el 24 a la misma hora) gira sobre “Novísimos”, el poemario póstumo que se publicó en 2019 y el diálogo estará a cargo de las poetas Tamara Kamenszain y Halfon, que estuvo al cuidado de la edición del libro.

Pero también el encuentro marca el estreno virtual de “Las poetas visitan a Juana Bignozzi”, película dirigida por la cineasta Laura Citarella y Halfon que estará disponible del 25 al 27 de septiembre, a modo de anticipo de lo que será su estreno presencial cuando las medidas sanitarias habiliten volver a los cines. Con motivo de su proyección, el 26 a las 21 las directoras conversarán con Fernanda Alarcón.

El “a propósito”, del nombre de las jornadas, no es casual. Porque además de volver sobre la obra de la poeta, lo que propone es “abrir algo de lo que Juana había dejado. Es un plan mayor, que incluye no sólo pensarla a ella y a su obra, sino también pensar preguntas que se hace la película: ¿qué se hace con el archivo de una poeta? ¿qué significa todo eso que dejó? ¿a quién le pertenece la obra de una escritora después de morir?”, responden en conjunto Halfon y Citarella, ambas organizadoras de la iniciativa.

“Como no teníamos posibilidades presupuestarias ni materiales de sacar a la luz todo junto, decidimos armar estas jornadas, como el puntapié inicial de una serie de encuentros con Juana y con su legado. Tanto el archivo, como la obra, como la misma Juana son interminables e inabarcables. Por eso no alcanza con armar solo este ciclo, sino varios, en los que quizás entre también un nuevo film, una segunda parte o continuación. Eso sí completa una idea: que el archivo es algo vivo, algo que se mueve, contrariamente a lo que quizás pensábamos al principio de todo el proceso”, sostienen.

Bignozzi dejó un testamento con indicaciones claras para los poetas jóvenes que había elegido como herederos. También se aseguró dejar por escrito de qué colores quería las flores para su tumba, bajo tierra en un cementerio público. A uno le tocó el departamento, a otro los objetos. A Halfon (1980) le heredó su archivo y la designó albacea de su obra literaria. El documental parte del registro del desarme del departamento tras la muerte de la poeta y sigue el proceso que vivió su heredera al encontrarse con ese material disperso.

Cuenta Halfon: “En su estudio había un cúmulo de papeles de distintos tipo, desde manuscritos hasta prensa de varias épocas, pasando por una caja grande con fotografías, diapositivas y negativos, muy desordenados que fui guardando en cajas y me llevé a mi taller. Lentamente fui mirando esos papeles y en algún momento, gracias a conversaciones que fui teniendo con amigos artistas y escritores me di cuenta que eso era un archivo”.

“No estaba ordenado de modo tal que yo pudiera darme cuenta que lo era -advierte-, pero así sucede. Hay escritores que dejan sus papeles en orden, piensan en que eso luego puede convertirse en futuros libros o material de estudio. Da la impresión de que Juana no lo pensó así. Gracias a una serie de encuentros con Graciela Goldchluk, filóloga y especialista en archivos de escritores contemporáneos, entendí que mi tarea era empezar a limpiar, clasificar, poner en guardas adecuadas todo ese material. Y que había métodos para eso. Con el tiempo ir encontrándole una lógica”.

“Mi intención -resume Halfon- es consolidar este archivo y a la vez ir soltando algunos objetos, como el libro ‘Novísimos’ que era el libro que ella tenía casi terminado; también la película ‘Las poetas visitan a Juana Bignozzi’ que cuenta precisamente el encuentro con la herencia; o estas jornadas, que intentan revisitar su obra desde distintos puntos de vista. Son formas de mostrar la obra de Juana, que es absolutamente fascinante. Y es un trabajo que creo que va a a durar toda mi vida”.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202009/514794-malba-sede-jornadas-juana-bignozzi.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *