España superó hoy la barrera de los 26.000 muertos por coronavirus tras registrar 213 nuevos fallecidos, lo que supone un leve descenso de la cifra diaria, y sumó 754 casos positivos, que elevan el total de infectados a 221.447, según el Ministerio de Sanidad español.

Concretamente, España suma 26.070 víctimas fatales desde que irrumpió la pandemia a finales de febrero.

Por segundo día consecutivo, el número diario de muertos se mantiene por encima de las 200 personas, al pasar de 244 a 213, un ligero descenso.

Por otro lado, el número de pacientes que superaron la enfermedad se eleva a 128.511, según los estudios diagnósticos, tras 2.509 personas más en las últimas 24 horas.

“Volvemos a tener datos descendentes, con oscilaciones normales en la cola de la epidemia”, señaló Fernando Simón, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, quien habitualmente valora la evolución de la enfermedad.

El incremento de los contagios se mantiene en un 0,34%, un nivel similar al de los días previos.

En ese sentido, Simón subrayó que “hace ya nueve días que se empezaron a tomar medidas de alivio, y a partir de hoy ya debería empezar a verse algún efecto, pero no se ha observado nada”.

España puso en marcha un plan de desconfinamiento que se desarrolla en fases, de forma gradual y asimétrica dependiendo de la evolución a nivel territorial de varias variables vinculadas al desarrollo de la enfermedad, la capacidad sanitaria y la movilidad económica y social.

Todo el territorio nacional entró el domingo 26 de abril en la “fase 0”, permitiendo salidas a pasear a los menores de 14 años; y a partir del sábado pasado se relajó el confinamiento para el resto de la población, a la que se autorizó a hacer salidas a hacer deporte o caminar, en distintas franjas horarias.

En lunes último también abrió el pequeño comercio, desde peluquerías, ferreterías, librerías y tiendas de ropa, que atienden de forma personalizada con cita previa y bajo estrictas medidas de seguridad.

Algunas islas en las que la enfermedad tuvo una baja incidencia partieron de la “fase 1” que permite la apertura de los espacios exteriores de bares y restaurantes con una ocupación del 30%.

La mayor parte del país pasará a esta etapa el lunes 11 de mayo, aunque algunas zonas, como los principales núcleos urbanos de Cataluña, entre ellos Barcelona, lo harán recién una semana más tarde, al considerar las autoridades sanitarias regionales que aún no están dadas las condiciones.

Las autoridades de la región de Madrid, en cambio, pidieron pasar a la siguiente fase, si bien la decisión final depende de los expertos del Ministerio de Sanidad, que tienen que evaluar el pedido.

“La decisión la tiene que tomar Sanidad de acuerdo con la comunidad, previo el informe técnico.Entiendo que para el viernes o el sábado estará tomada la decisión”, precisó hoy Simón.

En tanto, el Congreso de los Diputados español puso en marcha hoy una comisión que estudiara la políticas para la “reconstrucción” de España tras la crisis del coronavirus en un clima de creciente tensión entre el gobierno, sus aliados independentistas y la oposición de derecha y extrema derecha.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202005/460698-espana-coronavirus.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *