El actor Daniel Hendler es el protagonista de “Así habló el cambista” coproducción uruguayo-argentina dirigida por Federico Veiroj que se estrenó comercialmente el jueves último y que describe la oscura vida de un financista que mueve dinero sucio en la Montevideo de los años ’60 y ’70.

Junto a Dolores Fonzi como su esposa y Luis Machín como su suegro, el personaje del filme, basado en una novela de homónima de Juan Enrique Gruber, arranca su carrera como ayudante de un asesor financiero y luego se independiza para manejar los dineros sucios malhabidos de la política hasta los que manejan las organizaciones armadas argentinas de la década del ’70, con efectos en la represión política posterior y los grupos de tareas militares.

En charla con Télam, Hendler aseguró que el personaje del filme no surge ni de la novela ni solamente del guión sino “del encuentro entre el guión, el director de la película y el cuerpo del actor”.

-¿Cuál fue su pensamiento y visión de la historia desde la lectura de la novela, a la propuesta de la película por parte del director y la composición del personaje?

-En realidad yo leí primero el guión, luego fui leyendo la novela de a poco por sugerencia del director, pero en realidad el guión de la película es el material con el que trabajamos y el personaje estaba en el guión de la película, y más allá de que su fuente estuviera en la novela se crea un nuevo personaje en el guión y luego otro nuevo a partir del encuentro mío y el director. De hecho Federico Veiroj no me imaginaba a mí, tenía otra idea de la apariencia física del personaje, así que tuvimos varios encuentros en los que empezamos a trazar cómo era este tipo y ahí surge un tercer personaje que no es ni el de la novela, ni el del guión sino el que surge del encuentro del guión, el director y el actor que trae su cuerpo con toda la carga histórica.

-¿Cuáles fueron sus sensaciones y cómo manejó el hecho de volver a una Montevideo de los años ’60 y ’70, con ese paisaje urbano, ese ritmo, esas relaciones familiares y sociales?

-Yo no conozco esa época de Montevideo de manera directa sino a través de grabaciones y fotos; escuché grabaciones de la época para empaparme del modo de hablar y despegarme de la musicalidad contemporánea que tenemos al hablar, pero la realidad de los ’50, los ’60 y los ’70 tiene un primer filtro en la mirada del escritor, otro en la del guionista y además está atravesada por un punto de vista que es el del personaje, que tiene la particularidad de negar bastante la realidad, y la realidad se cuela a través de ventanas que dejan verse en la película. Lejos de ser un retrato con rigor histórico es un retrato libre de la época basado en el imaginario nuestro y en lo que se desprende de la novela.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201909/395763-hendler-protagoniza-asi-hablo-el-cambista.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *