Inglaterra comenzó a levantar hoy algunas restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, como permanecer más tiempo fuera de casa o encontrarse con algún amigo en el parque, pero siempre manteniendo la distancia social.

Estos primeros pasos se aplican solo en Inglaterra, ya que las otras regiones semiautónomas del Reino Unido -Escocia, Gales e Irlanda del Norte- mantienen el confinamiento de la población.

Estos “pasos de bebé”, como los definió ayer el primer ministro británico, Boris Johnson, tras anunciarlos un día antes, tienen como objetivo aliviar las medidas de cuarentena que el gobierno impuso a finales del pasado marzo para contener la propagación del coronavirus.

Las últimas cifras oficiales indican que el Reino Unido suma 33.186 fallecidos por coronavirus desde que empezó la pandemia, tras el reporte de 494 nuevas muertes informadas por el Ministerio de Sanidad.

Las inmobiliarias reanudaron hoy la visita de posibles compradores a propiedades en venta o alquiler.

También desde hoy quedó habilitada la posibilidad de que las personas que no pueden trabajar desde la casa concurran a sus lugares de empleo siempre y cuando se garanticen las medidas para prevenir contagios.

Otro de los rubros que volvieron a abrir sus puertas son los clubes de golf y de tenis, y los centros que venden plantas y flores para el jardín, dado que resulta más fácil aplicar las reglas de distanciamiento físico.

El gobierno británico insistió hoy con el pedido a la población de que evite, en la medida de lo posible, viajar en transporte público y que, en cambio, camine o use bicicleta.

“Esta es una situación de vida o muerte”, dijo el ministro de Transporte, Grant Shaps, citado por la cadena BBC.

Más allá de las flexibilizaciones dispuestas, por el momento no se podrá visitar a familiares o amigos en sus casas, pero si verlos al aire libre, manteniendo siempre la distancia, en tanto que será ilimitado el tiempo de ejercicio físico fuera del domicilio.

Las autoridades recomendaron además el uso de mascarillas en el transporte público o si se encuentran en algún lugar cerrado.

El gobierno de Johnson advirtió asimismo que se aplicarán multas en Inglaterra a quienes no cumplan con estas instrucciones.

En las otras regiones británicas, las autoridades consideran que es muy pronto para aliviar las medidas, por lo que la población tiene instrucciones de no salir de casa a menos que sea para comprar alimentos o fármacos, para hacer un solo ejercicio físico al día o llevar comida o medicinas a personas vulnerables.

El gobierno alertó al país de la necesidad de controlar el nivel de reproducción de la infección – la R-, que en el Reino Unido se sitúa entre el 0,5 y el 0,9, para evitar que supere el 1 y haya otra vez una fuerte propagación del virus.

Si no hay un incremento de la R, el Ejecutivo confía en poder continuar con la desescalada a partir del 1 de junio, con la posible apertura de los colegios de primaria, pero solo para los más pequeños -de entre cinco y siete años-, y de algunas tiendas, mientras que no se espera luz verde para la actividad de peluquerías, bares o restaurantes hasta principios de julio.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202005/463137-reino-unido-coronavirus.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *