El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, advirtió hoy a su bancada en el Parlamento que su gobierno “no aceptará ningún intento de revertir su promesa” de abandonar la Unión Europea (UE) el 31 de octubre próximo, en momentos en que la oposición y algunos diputados oficialistas negociaban aprobar mañana un posible freno.

“Si hay algo que puede hacernos perder terreno en Bruselas es que los diputados encuentren una forma de cancelar el referendo” que aprobó el Brexit en 2016, explicó el premier en un mensaje que hizo desde la puerta de la sede gubernamental ante la prensa.

“Si lo hacen, entonces literalmente le cortarían las piernas a la posición del Reino Unido y haría que cualquier futura negociación fuera completamente imposible. Quiero que todos sepan que bajo ninguna circunstancia le pediré una postergación a Bruselas. Nos iremos el 31 de octubre, no hay peros o condiciones. No aceptaremos ningún intento de revertir nuestra promesa o borrar el referéndum”, agregó, citado por la BBC.

La semana pasada, Johnson había sacudido a toda la escena política británica al decretar -con el aval de la Reina- que el Parlamento no sesionaría desde la próxima semana hasta el 14 de octubre, dos semanas y media antes del plazo máximo para activar el Brexit.

La medida fue entendida por todo el arco opositor y por parte del oficialismo como un intento de silenciar al Parlamento para evitar futuras trabas a un posible Brexit sin acuerdo, como sufrió su antecesora, Theresa May, hasta el punto de tener que renunciar.

Visiblemente irritado, el premier deslizó en su mensaje a los diputados oficialistas: “No quiero una elección y ustedes no quieren una elección”.

A diferencia de lo que habían adelantado los medios locales, Johnson no amenazó abiertamente con convocar a una elección anticipada si el Parlamento veta mañana la posibilidad de salir de la UE sin un acuerdo previo. En cambio, lo hicieron miembros de su gobierno de manera extraoficial.

Las medidas de Johnson lo enfrentan con los “tories” rebeldes

La reunión con el gabinete abordará la división interna generada tras la decisión del premier de suspender el Parlamento hasta el próximo 14 de octubre y el creciente número de diputados conservadores dispuestos a respaldar una iniciativa opositora que fuerce un nuevo retraso en la fecha del Brexit.

Al inicio de una semana que abre un pulso inédito en el país y adoptando la “mano dura”, Johnson, amenazó este lunes a los legisladores conservadores rebeldes con expulsarlos del partido si apoyan a la oposición en su intento por bloquear un “Brexit duro”. Por otra parte, Johnson amenazó a los “tories” rebeldes con prohibirles presentarse por el partido en las próximas elecciones generales si seguían adelante con su plan.

El “Brexit duro” y la amenaza de elecciones anticipadas

En cuanto a la posibilidad de llamar a elecciones anticipadas si finalmente el Parlamento vota en contra de un “Brexit duro”, el calendario oficial fija los próximos comicios generales para 2022. 

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow -portavoz calificado del Parlamento-, tiene todo listo para que los legisladores que se opongan al plan trazado por el premier puedan votar desde este mismo martes, primer día del curso parlamentario, si quieren quitarle o no el control de la agenda política a Johnson. 

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201909/389139-boris-johnson-amenaza-elecciones-anticipadas-parlamento-bloquea-brexit-duro-reino-unido.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *