Si no fuera por la fórmula “Un país, dos sistemas”, establecida hace veintidós años en Hong Kong, China no tendría ningún prurito en invadir la ex colonia británica, donde muchos de sus habitantes se preguntan cuándo morirá la jefa de gobierno, Carrie Lam.

A tal punto ha llegado la violencia, con la ocupación de dos días del aeropuerto internacional de Hong Kong, que el presidente estadounidense, Donald Trump, le ha pedido a su colega chino, Xi Xinping, que dialogue con los manifestantes que defienden las conquistas democráticas ante el acoso de Beijing.

Hasta ahora, la fórmula ideada por Deng Xiaoping había funcionado favorablemente. La única condición era que Hong Kong gozara de una semiautonomía para que continuara la vida democrática.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201908/385221-batalla-hong-kong-legado-deng-xiaoping.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *