El Tribunal Supremo de Israel apoyó hoy de manera unánime la conformación de un nuevo gobierno con Benjamin Netanyahu a la cabeza, pese a su imputación por corrupción y al inminente juicio en su contra, lo que terminó de allanar el camino para la asunción de un Ejecutivo de coalición con el líder opositor Benny Gantz.

En un fallo emitido a última hora, la corte resolvió que no existe una “justificación legal para impedir que Netanyahu forme un gobierno en Israel y siga siendo el primer ministro, a pesar de los cargos que pesan en su contra”, según reprodujo la agencia de noticias DPA.

No obstante, el tribunal destacó que algunas partes del acuerdo alcanzado con Gantz plantean “dificultades significativas” desde el punto de vista legal, por lo que podría resultar “problemático”.

En conclusión, la corte decidió que no hay razones legales para intervenir “por el momento” y dejó abierta la puerta a cuestionar cuestiones puntuales del futuro gobierno de coalición.

Hace solo dos días, Netanyahu había presionado públicamente a los jueces del tribunal para evitar unas cuartas elecciones consecutivas.

“Fui elegido por una mayoría de los votos. El (partido) Likud, encabezado por mí, recibió más votos que ningún partido en la historia del Estado”, aseguró el primer ministro, y le advirtió a la corte que frenar su asunción con un nuevo gobierno irá “contra la voluntad de la población”.

Hace semanas, Netanyahu y Gantz, su principal rival electoral, llegaron a un acuerdo para formar un gobierno de coalición, bajo un sistema de poder compartido.

El acuerdo establece un sistema de poder compartido, según el cual Netanyahu -en el poder desde hace más de una década- encabezará el gobierno durante la primera mitad, mientras que el líder de Azul y Blanco, el ex jefe del ejército Benny Gantz, lo reemplazará en el cargo durante los siguientes 18 meses.

Durante la primera mitad, Gantz será ministro de Defensa y sus aliados de Azul y Blanco ocuparán otras estratégicas carteras.

En total, el gobierno de unidad durará tres años; aunque, dada la volatilidad de la política israelí y las grandes tensiones que sin duda existirán dentro de la nueva alianza, el futuro parece incierto.

Los resultados de los últimos comicios -los terceros en menos de 12 meses- no fueron tan diferentes a los de los anteriores; sin embargo, el nuevo empate virtual y su consecuente crisis política adquirió un nuevo significado en medio de la pandemia de coronavirus que ya infectó a más de 16.000 personas y mató a 238.

El juicio contra Netanyahu está agendado para comenzar este mes, aunque no está claro si se concretará por las medidas de distanciamiento social que comenzaron a flexibilizarse.

Tampoco está claro si el acuerdo de gobierno con Gantz incluirá también un apoyo en el parlamento para garantizarle inmunidad a Netanyahu, algo que la oposición hasta ahora se había negado a hacer.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202005/460644-la-corte-suprema-israeli-dio-luz-verde-a-un-nuevo-gobierno-de-netanyahu.html

Fuente: https://www.radio.net.ar/la-corte-suprema-israeli-dio-luz-verde-a-un-nuevo-gobierno-de-netanyahu/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *