La Municipalidad reconoció y despidió al Padre Miguel Ostertag quien cumplió su rol como sacerdote en Bolívar,  en la localidad de Urdampilleta y en Pirovano. 


El reconocido Padre Miguel llegó a Bolívar en el año 1992 y desde ese momento cumplió un rol fundamental para la comunidad en la Iglesia Católica. 


A través de la referente del área de Culto Leticia Valentín, la gestión municipal le hizo un emotivo reconocimiento y le entregó un presente a modo de despedida, ya que el Padre Miguel se va a cumplir con su rol parroquial a Comodoro Rivadavia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *