Las acciones de la aerolínea Latam cerraron este miércoles en la Bolsa de Santiago con una caída de 44,45%, un día después de que la compañía comunicara que se acogerá a la ley de quiebras de Estados Unidos en un proceso voluntario de reorganización y reestructuración de deuda.

Este desplome se suma al experimentado ayer, cuando la compañía finalizó con una baja de 36% en su cotización, recordó la agencia EFE.

Estos resultados dejaron el valor del papel de Latam en 711 pesos chilenos (unos US$ 0,9), su valor más bajo desde 2002; y, en lo que va de año, las acciones del grupo han perdido 90,5% de su valor, 66% sólo en esta semana.

La aerolínea se acogió ayer al capítulo 11 de la ley de bancarrota de Estados Unido para llevar a cabo un proceso de reorganización y reestructuración de su deuda, aunque podrá seguir operando y los acreedores no pueden demandarla en virtud de ese mecanismo de la ley estadounidense en el que se amparó.

Esta situación llega producto de la incertidumbre económica mundial generada por la propagación del Covid-19 y las restricciones de viaje impuestas por varios gobiernos para frenar el avance de la pandemia, con la consecuente reducción de rutas y caída de la demanda.

Antes de la pandemia, el grupo -que nació de la fusión entre la chilena Lan y la brasileña Tam en 2012- empleaba a más 42.000 personas, operaba cerca de 1.400 vuelos diarios a 145 destinos en 26 países y contaba con una flota de 332 aviones.

En la actualidad ha despedido a 1.400 trabajadores de las filiales de Chile, Colombia, Ecuador y Perú, y tiene 95% de sus operaciones suspendidas, manteniendo sólo 39 rutas locales en Brasil, 13 en Chile y cuatro rutas internacionales.

Pese a esta situación, la compañía asegura contar con el apoyo financiero de sus principales controladores, las familias Cueto y Amaro y Qatar Airways, quienes tendrían previsto inyectar US$ 900 millones.

Además, la empresa también mantiene conversaciones con los gobiernos de Chile, Brasil, Colombia y Perú para poder obtener financiación adicional.

En este sentido, el gobierno chileno, si bien en un principio negó la posibilidad de salir en ayuda de la aerolínea, dejo abierta la puerta a una financiación estatal tras los últimos acontecimientos.

“No está definido aún, creemos que es una discusión que tiene que hacerse con mucha transparencia, de cara a la ciudadanía; es una decisión país, no solo del gobierno, se requiere una mirada consensuada respecto a esta materia”, dijo hoy el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, en una entrevista con el canal local Tele 13.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202005/469119-las-acciones-de-latam-volvieron-a-operar-en-fuerte-baja-y-se-desplomaron-4445.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *