Más de 1.100 personas que viven como refugiados en Sri Lanka fueron forzados a abandonar sus hogares por ataques violentos en contra de las minorías religiosas tras los atentados del Domingo de Resurrección en el país, guareciéndose en precarios refugios improvisados, denunció hoy Amnistía Internacional (AI).

Los refugiados que huyeron a Sri Lanka “esperaban escapar de la violencia de los intolerantes en sus países. Ahora, se enfrentan a los mismos miedos que los obligaron a venir aquí, y ahora languidecen atrapados en refugios en pésimas condiciones”, dijo en un comunicado el director de AI para el sur de Asia, Biraj Patnaik.

Desde los ataques del 21 de abril pasado contra tres iglesias y tres hoteles de lujo que dejaron 253 muertos y más de 500 heridos, la tensión entre la comunidad musulmana, la cristiana y la mayoría budista del país ha ido en aumento.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201905/358560-refugiados-sri-lanka-musulmanes-atentados.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *