La intendencia de Montevideo anunció que resolvió suspender los tradicionales desfiles de Carnaval y de las Llamadas, la máxima celebración de la comunidad negra en Uruguay, así como los corsos barriales, debido a la pandemia de coronavirus.

La decisión fue adoptada poco antes de que el gobierno central reportara 186 casos confirmados de Covid-19 en las últimas 24 horas, cantidad sin precedente en el país desde el comienzo de la pandemia.

La suspensión de las actividades de carnaval se debe a que “la organización de los desfiles conlleva un alto riesgo de contagio en las presentes condiciones”, informó la intendencia en un comunicado.

La autoridad explicó que tomó esa medida tras consultar al Ministerio de Salud Pública de Uruguay “en el marco de una política de gestión de riesgos y teniendo en cuenta los documentos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) referido al cálculo del mismo en los eventos públicos”.

Subrayó además que la decisión fue adoptada “en acuerdo con Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos Populares del Uruguay y la Asociación Uruguaya de Candombes”, según el diario montevideano El Observador y la agencia de noticias Sputnik.

El desfile de Carnaval se realiza cada año en enero por la avenida 18 de Julio, la principal de Montevideo, y el de Llamadas se hace en febrero en la calle Isla de Flores de la capital.

Desde hace casi 120 años, miles de personas se preparan durante casi todo el año en los diferentes rubros que componen el Carnaval uruguayo y miles más acompañan a las comparsas -cuerdas de tambores que suenan al ritmo del ancestral candombe-, murgas, parodistas y otros conjuntos durante los desfiles en Montevideo y el interior del país.

Esta es la primera vez desde 1956, cuando se realizó el primer desfile de Llamadas oficial, en que se suspende la popular celebración.

Desde el comienzo de la pandemia, Uruguay acumulaba 5.303 casos confirmados de coronavirus (186 en las últimas 24 horas) y 74 muertes por la enfermedad (ninguna nueva), informó el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae).

La preocupación principal se centraba en que el jueves, por primera vez, el país superó el millar de infecciones activas, con 1.022 que aumentaron a 1.122.

“No preocupa enormemente el número (de casos), porque Uruguay está en plena actividad; si ustedes ven las imágenes que manejaban algunos miembros del Grupo Asesor Científico Honorario era totalmente esperable”, dijo más temprano el presidente Luis Lacalle Pou a periodistas.

El mandatario anticipó que el gobierno estaba evaluando el retorno de algunas actividades populares, como el carnaval o la vuelta al público a los estadios, pero dijo que seguramente se retrasaría esa decisión debido al aumento de nuevos casos.

“Estábamos evaluando la vuelta de la gente a los estadios en el fútbol y seguramente haya que rever esas decisiones y atrasarlas”, explicó, aunque descartó “volver atrás” sobre lo que ya se autorizó y admitió una mayor preocupación con respecto al verano.

“El verano, ahí sí tenemos preocupación, por eso (se mantuvo) el cierre de fronteras, por eso el tema de recomendaciones, por eso muchas cosas sobre las cuales vamos a trabajar, esa sí es preocupación”, subrayó Lacalle Pou.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202011/536736-uruguay-coronavirus-montevideo-desfiles-de-carnaval.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *