El mandatario israelí ya hizo comentarios similares

El mandatario israel ya hizo comentarios similares

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, aseguró que aún no ejecutó su plan de anexionar los principales asentamientos en Cisjordania porque Washington, su principal aliado en esta iniciativa, lo está frenando.

“Estaba claro desde el principio que la aplicación de la soberanía (israelí) se haría solamente con el consentimiento de Estados Unidos. De lo contrario, ya lo habría hecho hace tiempo”, explicó el premier en una entrevista concedida al medio Channel 20.

Netanyahu justificó la actitud de Estados Unidos, su aliado más importante en el mundo.

El presidente Donald Trump “ahora está ocupado con otras cosas y esto no está entre sus prioridades”, explicó y agregó: “Estoy confiado en que en un futuro cercano seamos capaces de avanzar hacia el reconocimiento de la aplicación de la soberanía, así como en otros asuntos diplomáticos de importancia para Israel”.

Estaba claro desde el principio que la aplicación de la soberanía (israelí) se haría solamente con el consentimiento de Estados Unidos. De lo contrario, ya lo habría hecho hace tiempo

Netanyahu

Netanyahu destacó asimismo los últimos movimientos de Estados Unidos a favor de Israel y destacó el traslado de la embajada de Tel Aviv a Jerusalén y el reconocimiento de la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, el territorio internacionalmente reconocido como sirio que Israel ocupó después de la llamada Guerra de los Seis Días en 1967, junto a los territorios palestinos, incluida Cisjordania.

“Todo esto no pasó por accidente”, celebró Netanyahu y agregó: “Trabajé mucho con el equipo de Trump sobre su plan (para Medio Oriente) durante tres años”, según reprodujo el periódico israelí Jerusalem Post, en su versión digital.

El mandatario israelí ya hizo comentarios similares en una reunión que celebró la semana pasada a puerta cerrada con el grupo parlamentario de su partido, el Likud.

Las referencias a la anexión de las colonias judías en la ocupada Cisjordania se multiplican a medida que se aproxima la amenaza de unas cuartas elecciones en dos años.

Las tensiones entre el Likud de Netanyahu y la alianza centrista de Azul y Blanco, dirigida por el ministro de Defensa, Benny Gantz, se han hecho patentes en las negociaciones de los presupuestos generales para 2021 y 2022 hasta el punto de poder conducir a los israelíes a una nueva cita con las urnas.

El problema es que el acuerdo del Gobierno de coalición, por el cual Gantz sucederá a Netanyahu tras 18 meses, impone también que los presupuestos sean bianuales, algo que el actual primer ministro estaría intentando impedir para frenar el ascenso del ministro de Defensa.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202008/500991-israel-benjamin-netanyahu-estados-unidos-trump-cisjordania.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *