Unidad Penitenciaria Industrial Esperanza

Unidad Penitenciaria Industrial Esperanza

Un grupo de presos en una cárcel de Paraguay amenazaba esta noche con amotinarse en rechazo a la suspensión de visitas, dispuesta por las autoridades luego de que se detectara allí un caso de coronavirus, y reclamaba la presencia en el lugar de la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, informó la prensa local.

El incidente ocurría en el Penal Industrial Esperanza, en Asunción, desde donde los reclusos divulgaron un video en el que aparecen con las caras cubiertas y armados con palos y facas, y piden la presencia de Pérez, de quien depende el sistema penitenciario, informaron los diarios ABC Color, Hoy y La Nación, que reprodujeron la grabación en sus sitios web.

Según el último periódico citado, los presos que estaban llevando a cabo la protesta pertenecen al Primer Comando de la Capital (PCC), una de las mayores organizaciones criminales brasileñas con presencia en Paraguay.

“Acá no se puede hacer cuarentena porque es una cárcel donde hay muchos presos que corren peligro de contraer la enfermedad; si quieren que el guardia haga cuarentena, que vaya a un albergue”, dice uno de los reclusos, en idioma guaraní.

“Nos prohibieron las visitas y ahora reclamamos nuestros derechos; exigimos la presencia de la prensa y de encargados de derechos humanos, y así nadie va a salir herido”, agregó.

El vocero de los presos cuestionó que el personal penitenciario cumpla la cuarentena en el penal, después de que se detectara que un empleado administrativo contrajo coronavirus.

Autoridades del Ministerio de Justicia acudieron a la cárcel y estaban conversando con los manifestantes, según fuentes del departamento de Prensa de esa cartera que no especificaron si la ministra Pérez estaba entre esos funcionarios.

Asimismo, efectivos de la Agrupación Especializada de la Policía Nacional se habían apostado en los alrededores de la prisión, con el objeto de controlar la seguridad.

Paraguay sumaba desde el comienzo de la pandemia 9.381 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 127 personas murieron y 5.841 ya se curaron tras haberse infectado, según el último balance oficial, divulgado anoche.

La propagación de la enfermedad se aceleró en los últimos 45 días, tras registrar apenas 2.221 casos hasta el último día de junio, y dos de los mayores brotes de las últimas semanas ocurrieron precisamente en sendas cárceles, la de Ciudad del Este (con más de 500 contagios y tres muertes) y Tacumbú, también en Asunción y muy cercana a Esperanza, con al menos 60 infecciones.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202008/503211-paraguay-presos-amenazan-motin–suspension–visitas-caso–coronavirus.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *