El gobierno ruso informó este jueves que registró 11.311 casos de contagio de Covid-19 durante las últimas veinticuatro horas, lo que representa una cifra récord de casos diarios confirmados desde el estallido de la pandemia y supera los más de 10.000 infectados por día que lo convirtieron en el país donde más rápido se expande el virus.

Los casos positivos se registraron en 84 de las 85 entidades de la Federación de Rusia, de ellos 5.741 (48,7%) sin manifestaciones clínicas, según el parte diario de las autoridades sanitarias.

Con estos nuevos datos, el total de casos diagnosticados con infección de coronavirus desde que se lleva registro ascendió a 177.160, lo que coloca a Rusia en el sexto lugar mundial por el número de contagios, pero en el puesto 52 si se contabilizan los casos por cada millón de habitantes.

De acuerdo con los datos de este jueves, en Rusia han sido registrados 177.160 casos de coronavirus y 1.625 fallecimientos.

Sin embargo, el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, cifró hoy en 300.000 al número real de los infectados con el coronavirus en la capital rusa frente a los 92.676 que muestran los datos estadísticos, y decidió por ello prolongar este jueves hasta el 31 de mayo el confinamiento de la población.

“Es evidente que el número real de los enfermos es más alto (que el que figura en la estadística). Las pruebas de preselección dicen que son entre un 2% y 2,5 % de la población, es decir unas 300.000 personas”, dijo el jefe de gobierno de Moscú a la televisión pública rusa.

En las últimas veinticuatro horas en todo el país se produjeron 88 decesos de pacientes con coronavirus, con lo que el total de fallecidos desde el comienzo de la epidemia se elevó a 1.625.
Moscú sigue siendo el principal foco infeccioso del país con un total de más de la mitad de los casos (92.276) y de los fallecimientos (905), informó la agencia de noticias EFE.

Conforme aumenta el número de los infectados, las autoridades de este país han decidido reforzar el contingente de médicos con la incorporación de los estudiantes de cuarto y quinto curso de Medicina para frenar el avance de la infección.

Según la versión oficial, solo los que estén dispuestos a trabajar con enfermos de coronavirus son destinados a “zonas rojas”, mientras el resto puede trabajar como personal administrativo y de apoyo.

Al mismo tiempo, varios estudiantes se han quejado de que la “recomendación” oficial en realidad tiene carácter obligatorio y que muchos alumnos temen por sus vidas y las de sus seres queridos, al dudar de la disponibilidad de los equipos de protección necesarios para trabajar con enfermos de la Covid-19.

Este miércoles, la responsable del Servicio de Protección al Consumidor (Rospotrebnazor), Anna Popopa, presentó un plan de desescalada paulatina de la medidas restrictivas adoptadas para contener la propagación de la epidemia.

Esta estrategia se aplicará por los gobernadores de las regiones del país teniendo en cuenta la situación específica en cada una de ellas.

El presidente ruso, Vladímir Putin, que desde haces varias semanas realiza su trabajo desde su residencia campestre de Novo-Ogariovo, en las afueras de Moscú, dio su visto bueno al plan, pero advirtió a los gobernadores de que ellos asumen toda la responsabilidad por las consecuencias de su aplicación.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202005/460710-rusia-coronavirus.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *