El ex vicepremier italiano y líder de la derechista Liga, Matteo Salvini, quedó hoy cerca de evitar un nuevo proceso por supuesto “secuestro de personas”, por haber dilatado el desembarco de inmigrantes en 2019, luego de que la Comisión de Inmunidad del Senado rechazara un pedido de la Justicia siciliana, que ahora deberá ser tratado en el recinto.

Salvini está acusado de supuesto secuestro de personas por haber retardado, cuando aún era vicepremier y ministro del Interior en agosto de 2019, el desembarco de 150 inmigrantes desde un barco de la ONG española Open Arms que finalmente bajaron en el puerto siciliano de Lampedusa.

Este martes, la comisión del Senado rechazó, por 13 votos a 7, el pedido de la justicia de Palermo, la capital siciliana, para enviar a juicio al líder derechista, que hizo del rechazo a los inmigrantes rescatados en el Mediterráneo una de las banderas de su gestión entre junio de 2018 y agosto de 2019.

La decisión de la comisión, de todos modos, deberá ser ratificada o rectificada en el Aula del Senado, donde Salvini necesita 161 de los 320 votos para evitar el inicio del proceso.

Este martes, el líder italiano tuvo el apoyo de los derechistas Liga, Fuerza Italia y Hermanos de Italia, además de un representante de las Autonomías y de un ex miembro del Movimiento Cinco Estrellas.

A favor de mandar a juicio a Salvini votaron los miembros del Partido Democrático, de Libres e Iguales, del Mixto y del Cinco Estrellas, mientras que el grupo Italia Viva, del ex premier Matteo Renzi, se abstuvo.

Salvini ya enfrentó otros pedidos de juicio por sus políticas migratorias, uno de los cuales fue rechazado y el otro aprobado luego de que el propio líder derechista pidiera a sus senadores que avalaran la quita de inmunidad para poder defenderse en juicio.

La estrategia de Salvini es mostrar que la responsabilidad por los rechazos y demoras en los desembarcos no fue toda suya, sino que deberían ser también involucrados el por entonces premier que sigue en el cargo, Giuseppe Conte, así como el entonces vicepremier y actual canciller, Luigi Di Maio, lo que pondría en crisis al actual oficialismo.

“Se acordaron bloqueos como el de Open Arms con todo el gobierno de entonces para despertar a Europa. Hoy Conte y Di Maio dicen que no sabían nada. No he cambiado de opinión desde el año pasado. Otros sí lo hacen”, aseguró Salvini en esa línea a través de las redes sociales tras la decisión de la comisión del Senado.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202005/468222-matteo-salvini-italia-inmigracion.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *