El ex congresista por Illinois Joe Walsh se bajó de la carrera por la candidatura presidencial del Partido Republicano, cuatro días después de la primera cita en Iowa, en la que Donald Trump arrasó y se quedó con casi la totalidad de los delegados en juego.

“Estoy suspendiendo mi campaña, pero nuestra lucha contra el Culto a Trump recién está comenzando. Estoy comprometido a hacer todo lo posible para derrotar a Trump y a sus facilitadores este noviembre”, escribió el representante del Tea Party, del ala más conservadora del partido, en su cuenta de Twitter.

Más temprano, en declaraciones a la cadena de noticias CNN, dijo que “el partido de Trump no es un partido”. “Es un culto. No puede ser vencido en las primarias republicanas, así que no hay razón para que yo, o cualquier otro candidato, esté compitiendo. El partido se ha convertido en un culto”, aseveró.

Walsh votó por Trump en 2016 y dijo que “agarraría su mosquete” si la demócrata Hillary Clinton, la entonces rival del empresario neoyorquino, ganaba la contienda. Sin embargo, el ex congresista terminó por apartarse del mandatario, a quien ha calificado de “loco”, “cruel”, e “incompetente”.

El partido se ha convertido en un culto

Joe Walsh

El representante del Tea Party fue el primero en anotarse para la carrera presidencial, en agosto pasado, como una opción conservadora para los republicanos que rechazan las políticas de Trump.

Pero enseguida se topó con barreras para recaudar fondos, sumado a que varios estados suspendieron las primarias en un intento por proteger al presidente de un destino similar al que enfrentó George Bush padre, quien perdió la reelección tras el desgaste de su imagen en las primarias de 1993.

El año pasado, el Comité Nacional Republicano emitió una resolución no vinculante para declarar el apoyo indiviso del partido a Trump.

Los que quedan

El ex gobernador de Massachusetts Bill Weld es ahora el único retador importante de Trump que queda en las primarias republicanas.

Otro aspirante republicano, Roque de la Fuente, posee aún menos chances que Weld, casi sin aparato de campaña ni importantes aportes financieros.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/202002/430173-joe-walsh-interna-republicana-estados-unidos.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *