Israel avanza rápido en la reducción de las restricciones impuestas en el marco de la pandemia de coronavirus al levantar hoy la prohibición de salir más allá de 100 metros de distancia de la vivienda y habilitar la apertura de más negocios.

El Ejecutivo hebreo aprobó anoche las nuevas reglas, que detallan con precisión qué se puede y qué no se puede hacer en esta nueva fase, que incluye la reapertura de bibliotecas y hoteles, servicios de tratamientos corporales no médicos, reservas naturales, sitios arqueológicos, parques naturales y zoológicos.

Por el momento, el uso de las piscinas está permitido solo para los deportistas profesionales o usos terapéuticos, informó la agencia de noticias EFE.

Sin embargo, continuará el uso de mascarillas, el distanciamiento físico y la recomendación de extremar la higiene personal.

Aún así, la reducción de las restricciones ya es notoria en las calles del país y en múltiples negocios, como los centros comerciales, mercados al aire libre y gimnasios, que se preparan para abrir el jueves.

El Muro de los Lamentos -en el territorio ocupado de Jerusalén Este- volverá a recibir a los fieles judíos, tras levantarse hoy la prohibición de acudir a lugares de rezo que estén a una distancia de más de 400 metros de la residencia, aunque limitará el número de personas a 300 y estas deberán mantener distancia entre ellas.

En tanto, en los centros de oración y ceremonias religiosas, se permitirán reuniones de hasta 19 personas.

En los centros comerciales y mercados, se controlará el acceso, donde no podrá haber más de una persona por cada 20 metros cuadrados, se obligará a una distancia de dos metros, sobre todo en las filas para pagar, que deberán delinearse, habrá una desinfección estricta y se distribuirá desinfectante a los usuarios, que no podrán sentarse a comer en los centros.

Las playas, de momento, permanecerán cerradas, aunque se podrá entrar en ellas para practicar deportes en el mar.

En los edificios de más de cinco pisos los ascensores podrán ser usados a un 50% de su capacidad y en los tratamientos de salud mental no se obligará a llevar mascarilla, siempre que el profesional y el paciente estén a más de tres metros.

En las zonas árabes, se mantienen las restricciones a la apertura de negocios desde las 19:30 y las 3 de la madrugada, para evitar las concentraciones durante el mes en el que se celebra Ramadán.

El Gobierno israelí también aprobó la prórroga al permiso del uso de herramientas de espionaje para detectar a posibles infectados y sus contactos.

Según el esquema planteado por el Ejecutivo de ese país, a partir del 17 de mayo, si no hay un repunte de casos, se ampliarán las concentraciones de personas hasta 50, siempre que sea al aire libre, y el 14 de junio se prevé levantar todas las restricciones a concentraciones de personas.

En Israel, un país de más de 9 millones de habitantes, el coronavirus provocó 235 muertos y más de 16.200 infectados, de los que menos de 6.000 siguen hoy enfermos.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202005/459756-israel-coronavirus.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *