El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró este miércoles “caso cerrado” la investigación de la interferencia de Rusia en las elecciones que lo consagraron en 2016, después de que el fiscal especial Robert Mueller anunciara el fin de la indagación y su renuncia, y subrayara que nunca “fue una opción” acusar al mandatario.

“Nada cambia del informe Mueller; no hubo pruebas suficientes y, por lo tanto, en nuestro país una persona es inocente”, afirmó Trump en su cuenta oficial en Twitter, y agregó: “¡El caso está cerrado! Gracias.”

El jefe de la Casa Blanca escribió ese mensaje minutos después de que Mueller leyera una declaración en la sede del Departamento de Justicia, en su primera manifestación pública sobre el llamado Rusiagate.

“Acusar al presidente de un delito no fue una opción que pudiéramos considerar”, subrayó Mueller.

 

Sin embargo, agregó: “Si hubiéramos tenido confianza en que el presidente claramente no cometió un delito, lo habríamos dicho”.

La Constitución de Estados Unidos prohíbe imputar un delito federal a un presidente mientras esté ejerciendo el cargo.

“Estoy hablando hoy porque nuestra investigación se completó” y después de que el fiscal general, William Barr hiciera “público el informe en gran parte”, explicó el fiscal, que no respondió preguntas de los periodistas presentes, según la agencia de noticias EFE.

“Estamos cerrando formalmente la oficina del fiscal especial y, además, estoy dejando al Departamento de Justicia”, agregó Mueller.

Asimismo, Mueller dijo que no creía “apropiado” que fuera a declarar ante la Comisión de Justicia de la Cámara de Representantes (diputados) y remarcó: “El informe es mi testimonio”.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201905/362376-trump-dijo-que-el-rusiagate-es-caso-cerrado.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *