Una médica que trabajó 12 años en el servicio de hematología de la Academia Nacional de Medicina (ANM) y la Fundación de la Hemofilia afirmó este martes, durante una nueva audiencia del juicio por la infección masiva de pacientes hemofílicos con los virus de VIH y hepatitis C entre 1979 y 1992, que “fue testigo de cómo los acusados le sacaban la máscara de oxígeno a un hombre, como represalia por haberlos denunciado en 2008”.

“La médica pidió que se preserve su identidad porque corre peligro no sólo su trabajo, sino su vida. Ya fue atropellada por un auto sin patente tres meses después de haber declarado en esta causa en 2008”, dijo a Télam Gonzalo Giadone, abogado de varios denunciantes.

Durante la nueva audiencia por el juicio que comenzó el pasado 12 de agosto contra el abogado Eduardo Biedma y los médicos Pedro Raúl Pérez Bianco y Miguel de Tezanos Pinto, a quienes la Cámara Federal porteña definió como “responsables directos” de la propagación de los virus de VIH y hepatitis C a través de concentrados de coagulación contaminados hace más de 30 años, declararon además de la médica cuatro pacientes hemofílicos y un infectólogo aportado por la defensa.

“La doctora, cuyo nombre resguardamos, dio detalles reveladores sobre la cantidad de muertes reales que hubo y afirmó que los pacientes no eran informados de las infecciones, cosa que debió hacerse para evitar la propagación de los virus”, continuó el abogado.

Giadone relató que la mujer fue además “testigo de cómo los doctores Pérez Bianco y Tezanos Pinto le sacaban la máscara de oxígeno a un paciente hemofílico como represalia por haber declarado contra ellos en el caso de Gisela Ostrovsky, también infectada”.

“Vio cómo le sacaban la máscara y escuchó que le decían que iba a morir como un pescado. Ella se acercó más tarde y colocó de nuevo la máscara, pero el paciente murió a la semana”, contó el abogado querellante.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201909/389556-juicio-infeccion-pacientes-hemofilicos.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *